DE JUICIOS NULOS Y GRABACIONES DEFECTUOSAS

El Tribunal Supremo anula un juicio porque no se puede ver la grabación del mismo. ¿Es justo que por un “fallo técnico” se anule una sentencia si se había demostrado que el acusado había cometido delitos graves como en este caso? ¿En quién cae la responsabilidad? ¿Cómo podría evitarse esta situación?

Vicente Tovar analiza en su artículo para Confilegal una situación que cada vez se da con más frecuencia desde que se instalaron los primeros dispositivos de grabación audiovisual en las Salas de Justicia.

De juicios nulos y grabaciones defectuosas.